Historia del U-2513 - Historia

Historia del U-2513 - Historia

U-2513

(Antiguo submarino alemán: dp 1,621 (surf.) 1,819 (subm.), 1. 251'9 ", b. 21'9", dr. 20'3 ", s.; 5 ~ to16 k .; cpl. 57 ; a. 6 21 "tt., 4 20 mm .; cl. U-2501)

El U-2515, un antiguo submarino alemán Tipo XXI construido a fines de 1944 y principios de 1945 por Blohm ~ Voss en Hamburgo, Alemania, fue entregado a los aliados en Horten, Noruega, después del colapso de la Alemania nazi en mayo de 1945. No se han registrado registros. se encontró para indicar si alguna vez fue comisionada en la Kriegsmarine, pero el lugar de su rendición sugiere que al menos pudo haber sido puesta en servicio, aunque quizás apresuradamente en la primavera de 1945 para escapar de las fuerzas aliadas que avanzaban. En cualquier caso, es seguro que no hizo cruceros de guerra. Los documentos que cubren sus actividades entre mayo de 1945 y mediados de 1946, momento en el que la Armada de los Estados Unidos tomó posesión de ella, tampoco están disponibles. Sin embargo, con toda probabilidad, yacía en el muelle de algún puerto de la Alemania ocupada o quizás en un puerto aliado.

El primer registro real de sus actividades comienza en agosto de 1946 con su llegada a Charleston, Carolina del Sur. Presumiblemente, esa llegada coincidió con el final de su viaje desde Europa a los Estados Unidos. En Charleston, el submarino se sometió a una amplia revisión que se completó a fines de septiembre. El 24, partió de Charleston y se dirigió a Key West, Florida. Al día siguiente, comenzó seis meses de servicio que incluyeron pruebas de evaluación del diseño y servicio del submarino junto con el desarrollo de tácticas submarinas y antisubmarinas.

El 15 de marzo de 1947, se dirigió al norte desde Key West con destino a la costa de Nueva Inglaterra y llegó a Portsmouth, N.H., el día 22. Permaneció allí hasta el 8 de septiembre, cuando comenzó seis semanas de operaciones desde Portsmouth y New London, Connecticut, bajo los auspicios del Commander, Submarines, Atlantic Fleet. Concluyó ese deber el 15 de octubre y partió de New London para regresar a Key West. El U-2518 reanudó sus antiguas funciones en Key West cinco días más tarde y las continuó hasta el verano de 1949. A mediados de junio de 1949, el submarino se trasladó de Key West al norte, a través de Norfolk, Va., A Portsmouth, NH, donde fue puesta fuera de servicio en julio de 1949. Permaneció en Portsmouth hasta agosto de 1951, momento en el que fue

se mudó a Key West. El 2 de septiembre de 1951, el Jefe de Operaciones Navales ordenó que el U-2518 fuera hundido por disparos. Presumiblemente, esa decisión se tomó poco después, aunque no se registra la fecha exacta de la acción.


Truman Beach: el trigésimo tercer presidente en Key West

Las camisas del presidente eran holgadas, cómodas, con estampados vívidos y con un brillo tropical. Representaban una ruptura con la formalidad del traje azul y la camisa blanca que había sido el sello distintivo de Harry Truman desde sus días como mercero de Kansas City. Proclamaron la independencia temporal de la mansión que Truman llamó "la gran cárcel blanca". Algunas personas los encontraron llamativos, chillones y poco presidenciales. Otros simplemente las llamaron camisas de Harry Truman. Cuando las fotografías de Truman usándolas aparecieron en los periódicos, la gente bañó la Pequeña Casa Blanca en Key West, Florida, con camisetas de regalo. Como había mucho más de lo que el presidente podía usar, tenía docenas en el césped para que otros se las llevaran. Y eso llevó al "uniforme de Key West" y contribuyó a la informalidad alegre de todas las vacaciones del presidente en Florida. Al llegar a Cayo Hueso tras la vertiginosa secuela de la deslumbrante y sorprendente victoria electoral de Truman en 1948, el vicepresidente electo Alben Barkley se fijó en la camisa vívida, la gorra alegre y los pantalones casuales del presidente. "¿Dónde está la tienda general?" preguntó. "Quiero conseguir un atuendo como ese". 1

Truman visitó Cayo Hueso 11 veces desde noviembre de 1946 hasta marzo de 1952, estuvo de vacaciones y trabajó allí en las buenas y en las malas durante un total de 175 días. Calculó sus escapadas para el otoño o el final del invierno, cambiando el clima frío y a menudo nevado de Washington por las cálidas brisas que soplaban a través de lo que los periódicos llamaban palmas susurrantes, susurrantes o oscilantes. 2

Al final de la cadena de islas que se extiende desde Florida hasta el Golfo de México, la isla coralina de Cayo Hueso (4 millas de largo y dos millas de ancho) es el punto más al sur de los Estados Unidos. Cocoteros, buganvillas moradas y rojas, frangipani, hibiscos rojos y rosados ​​y adelfas teñidas prosperan en el clima tropical libre de heladas. En alta mar, los tramos azul cobalto del Atlántico y el Golfo de México ofrecen la pesca de aleta amarilla, mero, medregal, caballa y barracuda en alta mar.

Para Truman, la base de submarinos de la marina en Key West ofrecía un grado de privacidad, seguridad y libertad que no estaba disponible en la mayoría de los lugares de vacaciones. El presidente podía nadar en una playa reservada para él, tomar una siesta por la tarde, tomar un bourbon si le apetecía y jugar al póquer hasta la medianoche. “Allí, el presidente sintió que podía salir de la casa y caminar sin que todas las personas con las que se encontrara quisieran detenerlo y hablar con él”, dijo el comandante William M. Rigdon, quien administraba la jornada laboral de vacaciones del presidente. “Desde el primer día vio las ventajas que ofrecía”. 3

Mientras estaba en Key West, el presidente Harry S. Truman a menudo se relajaba con camisas de estilo tropical con estampados brillantes. La publicidad sobre ellos resultó en un excedente de camisetas de regalo que dejó en el césped para que otros se las llevaran. Esto llevó a un código de vestimenta informal y concursos de "camisa ruidosa" entre el personal de Truman.

El presidente durmió en el dormitorio noreste en el segundo piso de la Casa del Comandante de 10 habitaciones, al estilo de las Indias Occidentales, que pronto se conoció universalmente como la Pequeña Casa Blanca. Construido por la Marina de los EE. UU. En 1890, tenía porches con mosquiteros y persianas que filtraban el sol del mediodía, recibían la brisa del océano y aseguraban la privacidad. Después de que Truman ganó su elección en 1948, la marina hizo redecorar la casa profesionalmente, colgando pinturas y grabados marítimos tomados de la Academia Naval de los EE. UU. Impresionado con el nuevo estilo y la comodidad del lugar, Truman le dijo a su esposa: "Tengo la idea de trasladar el Capitolio a Key West y simplemente quedarme". 4

Cuando se dio a conocer la elección de Truman de Cayo Hueso, la Marina designó una playa para antiguos hombres alistados para su uso. Ubicado en una lengua de tierra cerca del Fuerte Zachary Taylor de la época de la Guerra Civil, tenía sus inconvenientes. La arena era escasa y el coral triturado subyacente podría cortar los pies de un nadador. La marina cargó toneladas de arena nueva para construir y mejorar la playa, construyendo una pequeña cabaña como un lugar para cambiarse en trajes de baño o salir del sol. Se instaló un tejo de hormigón. El presidente lo disfrutó desde el principio. Una vez que comenzó a nadar allí, la prensa lo llamó "Truman Beach". 5

El presidente se instaló rápidamente en una rutina de Key West. Se levantó a las 7:00 a.m. y dio un vigorizante paseo matutino, recorriendo las calles arboladas de la base de submarinos y, a veces, aventurándose en la ciudad. El yate presidencial Williamsburg atracó cerca para ofrecer comunicaciones y apoyo logístico. Su tripulación tenía el desayuno listo cuando Truman regresó a la Pequeña Casa Blanca, por lo general alrededor de las 8:00 a.m. El presidente a menudo se unía a la mesa del desayuno con miembros de su personal superior, algunos de los cuales compartían la casa con él. Podrían incluir al almirante de la flota William Leahy, su jefe de personal William D. Hassett, su secretario de correspondencia o Clark Clifford, asesor principal, redactor de discursos y estratega político. Después del desayuno, el presidente trabajó en su correo hasta las 10:00 am, luego reunió a los ayudantes y caminó con ellos a Truman Beach para tomar el sol, contar historias, discutir las noticias del día o los asuntos del gobierno y ver partidos de voleibol de playa o dardos. . Cuando Truman estuvo listo, se quitó el casco y se fue a nadar. "Si el clima era fresco, nadaba de todos modos, para el terror estremecedor de los hombres del Servicio Secreto que tenían que permanecer en el agua tanto tiempo como él", dijo el comandante Rigdon, quien, junto con sus otras tareas, mantuvo un registro detallado de actividades de vacaciones del presidente, sin descuidar los incidentes cómicos y agregando un comentario irónico ocasional. 6

Mapa de Key West, destacando los sitios asociados con Truman. Las ubicaciones son aproximadas.

John Hutton, para la Asociación Histórica de la Casa Blanca

Regresando a la Pequeña Casa Blanca a la 1:00 p.m. almuerzo, Truman generalmente se permitía el lujo de una siesta por la tarde, seguida de una partida de póquer de dos horas a las 4:00 p.m. y cena a las 7:00 p.m. A menos que Bess Truman y su hija, Margaret, estuvieran con él, el presidente casi siempre se saltaba las proyecciones nocturnas de películas de estreno y se trasladaba al porche sur para una segunda sesión de póquer que terminaba cerca de la medianoche. Cuando Rigdon anotó en su diario que el presidente había pasado la noche "visitando a amigos en el porche sur", los conocedores sabían que era un código para el póquer. 7

Excepto cuando lo visitaron su esposa e hija, era un mundo masculino. A Truman le gustaban las bromas fáciles en Truman Beach, o en un barco de pesca o en la mesa de póquer, lo que podría llamarse el verdadero centro de unas vacaciones en Truman. Al bajar las escaleras después de su siesta de la tarde, Truman le dijo a Rigdon: "Bill, reúne quórum". Pronto, el presidente y otros siete hombres estaban colocando sillas alrededor de la mesa de póquer que los marineros le hicieron en la base del submarino. 8 Muchos pensaron que amaba el juego principalmente por las bromas que puntuaban el juego. “Reunirse con sus viejos amigos con quienes se sentía completamente cómodo fue la mayor relajación que tuvo”, recordó Clark Clifford. Truman apostaba libremente y con frecuencia, le gustaban los comodines, las variaciones extrañas del juego y un farol ocasional. Otros jugadores dijeron que se divirtió incluso mientras tomaba las manos perdedoras. 9

Ken Hechler, entonces asistente y luego congresista demócrata de West Virginia, concluyó que el presidente a veces usaba el póquer para algo más que relajarse. “Aunque las conversaciones nunca fueron muy pesadas, sí observé varias ocasiones en las que el presidente evaluó a las posibles personas designadas y a otras personas midiendo qué tan bien resistieron las burlas”, dijo. Otro asistente, George Elsey, dijo que lo que estaba en juego estaba en juego para que "nadie saliera lastimado si su suerte o su habilidad fueran particularmente malas". Las reglas de Key West suavizaron el golpe para los perdedores: el bote reponía automáticamente el 10 por ciento de las pérdidas. Rigdon dijo que era imposible ganar o perder más de $ 100 a la semana, otros pusieron el factor de riesgo en $ 190. Pero para algunos, todavía era mucho dinero. El subsecretario de prensa Roger Tubby una vez cayó tan desastrosamente en el hoyo que comenzó a preocuparse por pagar las cuentas de la casa. Al encontrarse con una buena mano, permaneció nervioso en el juego a medida que el bote se hacía más grande y otros abandonaban. Finalmente solo quedaron él y Truman. Luego Truman se retiró y el feliz asistente recaudó sus ganancias. "Bueno, fue simplemente el presidente apostando, sacándome del hoyo", dijo Tubby. 10

Una postal de la era Truman describe la Pequeña Casa Blanca en Key West Florida, como "el lugar de vacaciones de invierno favorito del presidente, un lugar encantador para recuperarse en un entorno tropical exuberante, con abundantes flores hermosas y las mejores zonas de pesca cercanas".

Asociación Histórica de la Casa Blanca

En Key West, con más tiempo para leer, pensar y hablar, Truman a menudo mostraba su amor por la historia. El asistente Joseph G. Feeney dijo que una noche la charla en el Little White Flouse se centró en famosos conflictos militares. Truman colocó cuatro juegos de cubiertos en una mesa, y él y el secretario de prensa Charlie Ross libraron 14 batallas importantes en la historia mundial, moviendo los cuchillos, tenedores y cucharas para representar ejércitos y divisiones. 11

Aunque valoraba el descanso y la relajación, Truman no podía deshacerse de sus responsabilidades. En sus segundas vacaciones en Cayo Hueso en marzo de 1947, habló sobre los detalles del Plan Marshall, que pronto se convertiría en la piedra angular de la recuperación económica de la Europa de posguerra. Mientras estuvo en Key West, se enfrentó a la huelga de los mineros del carbón encabezada por el líder de United Mine Workers John L. Lewis, la guerra fría con la Unión Soviética y la guerra de disparos en Corea. Los acontecimientos siguieron al presidente, incluso bajo las palmas de las manos. Durante su visita de marzo de 1949, las fuerzas comunistas derrotaron al gobierno nacionalista de China y se apoderaron de China continental, lo que llevó al debate político interno sobre "¿Quién perdió a China?" En marzo de 1950, durante una conferencia de prensa en el césped, rechazó las demandas de que le diera al senador Joseph R. McCarthy acceso a los archivos de seguridad y lealtad del Departamento de Estado y llegó a las primeras planas cuando llamó al republicano de Wisconsin cazador de rojos "el mayor activo que el Kremlin lo ha hecho ". En noviembre de 1951, sorprendió a su personal al revelar que había decidido no postularse para la reelección el próximo año. Les juró que guardarían el secreto hasta que estuviera listo para hacer pública la noticia. 12

Truman insistió, como lo han hecho muchos presidentes, en que le acompañó tanto trabajo en Key West que sus vacaciones fueron más un cambio de escenario que unas verdaderas vacaciones. Había mucha evidencia para respaldar su afirmación. Dijo que firmaba con su nombre 600 veces al día en proyectos de ley, proclamas, órdenes ejecutivas y cartas, sin importar dónde se encontrara. Trabajó en el discurso del Estado de la Unión durante las visitas de noviembre y dio frecuentes conferencias de prensa. Los asistentes ejecutivos “por media docena” hicieron afirmaciones sobre su tiempo. "Lo que estoy diciendo", le dijo a un primo, "es que los asuntos del gobierno nunca se detienen, no importa adónde vaya el presidente, lo sigue". 13

El presidente Harry Truman y los fotógrafos de noticias posan para las cámaras en la Pequeña Casa Blanca en Key West, Florida, en marzo de 1951. "Ahí está la gran cárcel blanca", dijo Truman, mirando hacia la Casa Blanca durante una de sus caminatas matutinas. .

Biblioteca Presidencial Harry S. Truman


U-2513

Rendido el 9 de mayo de 1945 en Horten, Noruega (Waller & Niestlé, 2010).

Transferido a Oslo el 18 de mayo
Partió de Oslo el 3 de junio
Llegó a Lisahally, Irlanda del Norte, el 9 de junio.

El marcador azul muestra el destino final del barco después de la guerra. El marcador naranja muestra la rendición alemana. En el mapa se puede hacer clic y ampliar.

Este barco es un sitio de buceo

Este barco XXI se encuentra a 228 pies de profundidad (ca. 75m) a 24.53N, 85.15W cerca de Dry Tortugas, al oeste de Key West, EE. UU.

Este barco ha sido sumergido por buzos de la Marina de los EE. UU., La primera inmersión probablemente fue realizada en 1952 por 12 buceadores.

Profundidad: 228 pies (69 metros)
Posición (lat, long): 24.53, -85.15

Hombres perdidos de submarinos

A diferencia de muchos otros submarinos, que durante su servicio perdieron hombres debido a accidentes y varias otras causas, el U-2513 no sufrió bajas (sabemos) hasta el momento de su pérdida.

Emblemas de submarinos

Tenemos 2 emblema entradas para este barco. Consulte la página de emblemas de este barco o vea los emblemas individualmente a continuación.

Enlaces de medios


Sumérgete en la historia
Keatts, Henry C. y Farr, George C.


La visión estadounidense del submarino tipo XXI

Este submarino era muy silencioso y estaba fuera del alcance de las almas ordinarias. Sin embargo, cuando cambió su puesto de atraque en “nuestro” muelle (y nos cortó en el proceso), nos hicimos amigos de la tripulación estadounidense y poco a poco nos abrimos camino a bordo para echar un vistazo. Nos enteramos de que era el U-2513, un nuevo "barco eléctrico" Tipo XXI, una de las dos naves asignadas a la Marina de los EE. UU. Como premios de guerra. Encargada y comandada por uno de los "ases" de submarinos más famosos de Alemania, Erich Topp, ella y sus barcos hermanos producidos en serie se habían completado demasiado tarde para participar en la guerra.

En nuestro examen superficial del U-2513, quedamos bastante impresionados con algunas de sus características, especialmente su velocidad máxima sumergida. Tenía seis juegos de baterías de almacenamiento, que comprendían un total de 372 celdas (de ahí el "bote eléctrico"), lo que le permitía correr silenciosamente sumergida a unos 16 nudos durante aproximadamente una hora. Esto fue el doble de la velocidad de nuestros submarinos y suficiente para escapar de casi cualquier buque de guerra antisubmarino existente. Alternativamente, la gran capacidad de la batería le permitió navegar sumergida a velocidades más lentas durante muchas horas, ya sea acechando presas o escapando.

La siguiente característica más impresionante para nosotros fue su Schnorchel, o como lo decimos en inglés, snorkel. Este era un sofisticado "tubo de respiración" o mástil con conductos de admisión y escape de aire, que permitían al U-2513 hacer funcionar sus dos motores diesel mientras estaba sumergido. Al instalar un diésel (o ambos) para cargar las baterías mientras está sumergido, en teoría podría permanecer bajo el agua durante períodos prolongados, lo que reduce en gran medida las posibilidades de detección por los ojos o el radar del enemigo.

Y eso no fue todo. Su óptica de periscopio y su sonda pasiva para mirar y escuchar bajo el agua eran muy superiores a las nuestras. Su ingenioso equipo de manejo de torpedos operado hidráulicamente podía recargar automáticamente sus seis tubos de proa para torpedos en solo cinco minutos. Se podría realizar una tercera recarga en otros veinte minutos. Se decía que el grosor y la fuerza de su casco de presión le daban un límite de profundidad de buceo seguro de aproximadamente 1,200 pies, el doble de nuestro límite de profundidad seguro y suficiente para llegar muy por debajo de la mayoría de las cargas de profundidad aliadas existentes. Incluso tenía un "piloto automático" para mantener la profundidad precisa a altas velocidades.

Mucho más tarde, cuando se filtraron algunos de estos detalles y otros sobre el “barco eléctrico” Tipo XXI, causaron sensación en los círculos navales. Destacados expertos comentaron que el Tipo XXI representaba un salto gigante en la tecnología submarina, acercando mucho a la humanidad a un "verdadero sumergible". Algunos historiadores navales afirmaron que si los alemanes hubieran producido el submarino Tipo XXI un año antes, casi con certeza podrían haber ganado la "Batalla del Atlántico" y, por lo tanto, retrasar indefinidamente a Overlord, la invasión aliada de la Francia ocupada.

Los evaluadores estadounidenses del U-2513 no estaban tan seguros de estas afirmaciones. En el informe clasificado que enviaron al Jefe de Operaciones Navales, con fecha de julio de 1946, escribieron que si bien el Tipo XXI tenía muchas características deseables que debían ser explotadas (batería grande, snorkel, racionalización, etc.), también tenía muchas características graves. fallas de diseño y fabricación. La clara implicación fue que debido a estas fallas, el XXI no pudo haber hecho una gran diferencia en la Batalla del Atlántico. Entre las principales fallas que enumeraron los estadounidenses:


Historia del U-2513 - Historia

La historia ha perdido otra figura clave de la Segunda Guerra Mundial. El almirante Erich Topp falleció en Suessen, Alemania, el 26 de diciembre de 2005. Es difícil para nosotros, como familiares de bajas en NERISSA, pensar en Erich Topp como algo más que un asesino, pero la guerra es guerra. Las posibilidades de que sobreviviera en un submarino eran muy escasas, pero sobrevivió y fue el tercer comandante de submarinos más alto de Alemania. Debemos respetarlo y honrarlo por el papel que desempeñó en la historia y sus importantes contribuciones a la sociedad después de la guerra. Él era un gran hombre. Debido a que desempeñó un papel puramente militar durante la guerra, los británicos lo liberaron casi inmediatamente después de su captura. Más adelante en su carrera como oficial de la Armada de Alemania Occidental, pasó un tiempo significativo en el Pentágono de los Estados Unidos. Le sobreviven sus dos hijos, el Dr. Kay Peter Topp nacido en 1945 y Michael Topp nacido en 1950.

Erich Topp y tripulación del U-552

El examen de posguerra de los documentos y registros de Kreigsmarine atribuye de manera concluyente el hundimiento de Nerissa al U-552 bajo el mando de Erich Topp. Topp y el U-552 reclamaron notoriedad al torpedear y hundir al destructor estadounidense Reuben James el 31 de octubre de 1941, más de un mes antes de la entrada de Estados Unidos en la guerra. Erich Topp sobrevivió a la guerra y es reconocido como el tercer comandante de submarinos con mejor puntuación, habiendo hundido 34 buques mercantes aliados con un desplazamiento bruto de 193,684 toneladas. Erich Topp fue llamado del servicio activo en 1943 para servir como instructor y posteriormente recibió el mando del U-2513 en 1945. Entregó su barco a los británicos al concluir las hostilidades. Su mando original U-552 fue reasignado a otro comandante y ella continuó su notable carrera que se extendió por 4 años y 5 meses de servicio activo. El U-552 fue hundido por su tripulación el 2 de mayo de 1945 en Wilhelmshaven para evitar su captura.


Artículos Recientes

2021 Parrot Head MOTM Key West

2021 Parrot Head Meeting Of The Minds Party

Ciclismo Consejos de seguridad y mapas de senderos para bicicletas en los Cayos de Florida

Montar en bicicleta Los Cayos de Florida, sus vacaciones en bicicleta lo llevarán a través de pueblos y puentes, y le ofrecerán numerosos senderos para bicicletas locales para explorar.

Eventos y fechas del maratón de los Cayos de Florida 2021

Información sobre el calendario y las fechas de la carrera de maratón de los Cayos de Florida.


Códigos postales del clima local

Cayo Largo - 33037
Maratón - 33050
Cayo Hueso - 33040

Como Asociado de Amazon, gano de compras que califican, como las diversas
elementos que se muestran en mi sitio web disponibles a través de Amazon. También ganamos
tarifas publicitarias mediante publicidad y enlaces a otros sitios afiliados
florida-keys-vacation.com está asociado con la inclusión, pero no necesariamente
limitado a Amazon, Conversant / Commission Junction, Fishingbooker.com,
Google Adsense y Sitesell.

Florida-Keys-Vacation.com, no vende ninguna información personal y usted
puede leer sobre esto y la Ley de Protección al Consumidor de California
en nuestra página de Política de privacidad.

Actualmente estamos probando varias opciones de monetización de afiliados, que incluyen
Conversant / Commission Junction, Adsense, Sitesell, Fishingbooker
y Programa de afiliados de Amazon Associates. Espere ver una variedad
de anuncios de banner, imágenes y enlaces de texto en este sitio, en varios lugares,
mientras probamos diferentes tamaños, estilos, formatos, empresas y programas, para
Determine cuáles son los más adecuados para este sitio. Puedes esperar ver
los anuncios se movieron y cambiaron hasta que encontramos los que creemos que se ajustan mejor a nuestros objetivos.

Google nos aprobó para participar en uno de sus anuncios de Google.
programas, que muestra anuncios "inteligentes" y "receptivos" basados ​​en SU
historial de búsqueda de navegación en Internet, que le muestra anuncios basados ​​en SUS intereses.
Estos nuevos anuncios de IA son parte del programa de inteligencia artificial de Google, conocido
como RankBrain, y se muestran en función del sitio web que haya visitado en
los últimos 28 días, así como los artículos que haya comprado en las tiendas en línea y cualquier
términos de búsqueda que ha escrito en su navegador. Ocasionalmente podemos optar por
este programa de anuncios, pero no tenemos control sobre qué anuncios este programa de anuncios de IA
muestra, ya que los anuncios se basan en el historial de su navegador y no en nuestro
temas del sitio web.

Para obtener más información sobre las leyes de la FTC, puede visitar la FTC y también ir a
su página de reglas y guías.

Se realizan promociones, descuentos y ofertas identificadas a lo largo de este sitio web
disponible a través de una variedad de fuentes, incluidas las afiliadas de
florida-keys-vacation.com. Como tal, este sitio web puede recibir una compensación
para productos y servicios que se adquieran posteriormente a través del
afiliado referido. Estos fondos ayudan a financiar, operar y mantener este sitio web.

Al operar este sitio web, estamos asociados con una variedad de otras compañías.
Pueden ser sitios web de redes sociales u organizaciones afiliadas que venden una variedad
de productos a través de comerciantes como Conversant / Commission Junction o
Amazon, Google y sus diferentes líneas de productos, además de Fishingbooker.com
y Sitesell.

La siguiente lista de empresas y grupos de redes sociales con los que estamos asociados
proporciona enlaces a sus diferentes páginas, que incluyen Política de privacidad, Cookies
Política y otras renuncias importantes.


¿Cuáles fueron los mayores errores tecnológicos y de armas y las oportunidades perdidas de Alemania en la Segunda Guerra Mundial?

En pocas palabras, no era un arma para ganar la guerra. Lo que es peor para Alemania, realmente no hizo nada ... y podría decirse que aceleró la derrota del Tercer Reich.

Por un lado, los submarinos —sólo dos estuvieron en funcionamiento— sufrieron varios problemas técnicos que obligaron a los ingenieros a trabajar horas extras para resolverlos. Los sistemas hidráulicos de carga de torpedos no funcionaron al principio. Los motores y los sistemas de dirección estaban defectuosos. Esto hizo que los submarinos fueran "decididamente menos amenazantes de lo previsto originalmente", escribe Jones.

Alemania solucionó en gran medida estos problemas. Pero incluso si los submarinos hubieran funcionado perfectamente desde el principio, es poco probable que hubieran tenido un gran efecto en el resultado de la guerra.

Esto se debe a que los submarinos estaban vinculados a una estrategia perdedora. Y en 1945, la estrategia naval alemana era una causa desesperada.

El Type XXI era una mierda.

RedSword12

El submarino nazis & # 039 Advanced Type XXI fue un error gigante

El Type XXI era una mierda.

RedSword12

El submarino nazis & # 039 Advanced Type XXI fue un error gigante

El Type XXI era una mierda.

Johnrankins

Conteste la pregunta por favor. ¿Dónde habría instalado Alemania el almacenamiento de domos de sal natural?

¿Te refieres a Vickers Hardened?

200 kg más pesado que los equivalentes RR, Bristol o Pratt con todas las comodidades. Eso corta la masa del fuselaje. Los motores japoneses eran unos 100 kg más ligeros que los equivalentes de Wally. Eso se aplica a los bloques de aleación y eso significa aceros.

¿Estás seguro de que fueron ellos quienes idearon la solución?

Lea su artículo. Su índice de octanaje fue diferente debido a la medida utilizada. Su cantidad fue diferente debido a los cuellos de botella de producción (falta de instalaciones de producción). Tampoco es una cuestión de competencia.

Entonces, ¿la incompetencia no se correlaciona necesariamente con la reserva moral? ¿O está diciendo que Estados Unidos fue inmoral en su guerra con los nazis?

Entonces reconoce que los nazis eran competentes en al menos un área.

Así que los nazis son competentes en visión nocturna y camuflaje al menos.

Adolf Busemann es anterior a ellos.

Submarinos clase GUPPY (1946-1960)

www.naval-encyclopedia.com

Submarinos tipo XXI (et al) inspirado GUPPY. Las barreras adhesivas para los mosaicos anecoicos se superaron al final de la guerra, pero los cuellos de botella económicos y las compensaciones de tiempo condenaron la idea en ese momento de la guerra.
Y me complace revisar su fuente para conocer las afirmaciones sobre el espacio de acceso: los oficiales de la Marina de los EE. UU. No tienen el hábito de colocar a su comandante en jefe a bordo de una 'trampa mortal'.

1946 Truman - Museo Deutsches U-Boot

No estoy seguro de que Speer y Guderian sean lo que llamaríamos fácilmente comparables, y auto-promotor o no, todavía tiene mucho crédito por mantener su economía en funcionamiento.

Tienes que proteger los barcos que comercian de alguna manera, o simplemente producir más de lo que el enemigo puede destruir.

Entonces, ¿asesinar al liderazgo de un país dado para mantenerlo en la lucha, incluso si se ve amenazado con la subyugación / aniquilación total, es ahora una solución moralmente aceptable para usted?

Si no valora a los seres humanos en general, entonces los afroamericanos, las mujeres estadounidenses, los mexicoamericanos, los nativos americanos de las naciones sioux y navajo, elogien sus esfuerzos). y los estadounidenses JAPONESES (realmente ALABA a estos tipos) serán dejados de lado y uno limitará los esfuerzos económicos en la construcción de barcos, la generación de inteligencia, la agricultura, lo que hará que el B'Dienst y el Servicio de Señales Japonés se rompan los pelos y, en general, en general actividad económica === & gt especialmente en la alimentación y abastecimiento del Ejército Rojo, para que esos tipos puedan acabar con el Maníaco de Berlín y su monstruoso régimen.

Esa es la visión moral aplicada a la guerra M79.

RedSword12

McPherson

Cúpula de sal - Origen de las cúpulas de sal.

Submarinos clase GUPPY (1946-1960)

www.naval-encyclopedia.com

Y me complace revisar su fuente para conocer las afirmaciones sobre el espacio de acceso: los oficiales de la Marina de los EE. UU. No tienen el hábito de colocar a su comandante en jefe a bordo de una 'trampa mortal'.

1946 Truman - Museo Deutsches U-Boot

RedSword12

McPherson

McPherson

Un ingeniero miraría ese espectáculo de terror y se arrancaría el pelo.

RedSword12

¡El Tipo XXI NO era una trampa mortal! Esta es claramente una mala argumentación de su parte, ya que el solamente La evidencia real que ha presentado es un conducto de acceso inconveniente, e incluso el valor de ese testimonio es cuestionable.

Mucha, mucha más evidencia apunta a que usted está equivocado en todos los aspectos.
1. Se permitió al presidente subir a bordo para realizar una inmersión de demostración.
2. El XXI fue utilizado durante décadas después de la guerra por armadas que no tenían ninguna razón para arriesgar la vida de submarinistas bien entrenados en XXI a menos que NO ERAN trampas mortales.
3. El artículo que citó como evidencia de que el XXI es una mierda dice muy poco sobre los problemas técnicos del XXI (y tampoco menciona problemas que harían del submarino una trampa mortal), en lugar de señalar que la mayoría de los problemas fueron esencialmente solucionados. al final de la guerra, y que la razón por la que el XXI fue una mala idea fue porque nunca sería suficiente para cambiar el rumbo de la guerra.
4. La única calificación que tienes para afirmar que el XXI fue una trampa mortal fue un pequeño recorrido por el Wilhelm Bauer. En comparación con la experiencia de las armadas que INSISTIERON en usar estos submarinos mucho más tiempo del necesario, está claramente lejos de estar calificado para hacer un juicio válido sobre el diseño.

Un ingeniero miraría ese espectáculo de terror y se arrancaría el pelo.

Mire más de cerca más tarde

Me parece que "Acopio (más) petróleo (antes de ir a la guerra)" es una oportunidad perdida obvia.

Para lograr esto, dado el intercambio limitado de divisas (antes de saquear la mitad de Europa) me parece que la pregunta más importante (POD producción sintética anterior, POD gasta menos divisas en otras cosas, POD obtiene algo más de crédito de los bancos estadounidenses (emita algunos más). Bonos), POD hace más acuerdos con proveedores de petróleo antes y compra a crédito, etc., etc.). Esta es una historia === los nazis pueden pagarla con Handwavium ..

En cuanto a dónde almacenar todo este aceite extra, bueno, ese es el menor de sus problemas: 'usar domos de sal' es una respuesta tan buena como cualquier otra. Hubiera pensado que cualquier mina vieja en desuso serviría, si no, entonces supongo que se podrían construir tanques de almacenamiento subterráneo ** construidos especialmente (para los productos terminados: gasolina, diesel, etc.) (aunque sin duda & quotsome-one & quot me lo dirá cuán imposible es almacenar productos petrolíferos bajo tierra de cualquier forma sin que se incendien o exploten)

** Sin querer entrar en una discusión, hubiera pensado que el almacenamiento subterráneo sería más difícil de destruir con bombas y un objetivo de menor prioridad que, digamos, la planta de petróleo sintético o las refinerías de petróleo ...

HexWargamer

Espero que nadie piense que estoy sugiriendo que el almacenamiento subterráneo es inmune a los bombardeos. simplemente más difícil de encontrar y poner fuera de servicio que una refinería de petróleo o una planta de aceite sintético.

Para ser justos, se necesitó la entrada de Estados Unidos en la guerra para enfocar a los británicos. en el hecho de que el bombardeo de precisión de los recursos estratégicos (por ejemplo, la producción de petróleo) podría pagar dividendos ... y luego se dejó a los estadounidenses para hacerlo.

Al principio de la guerra, como sabemos, la RAF cambió a bombardeos nocturnos de ciudades (porque no podían tolerar las pérdidas de los bombardeos diurnos y no podían encontrar ningún objetivo más pequeño que una ciudad por la noche). para la época de los 'Dambusters' (mayo de 1943) apuesto a que la mayoría de las reservas de antes de la guerra se habrían agotado y las cúpulas de sal (o lo que sea) casi vacías ...
(además, las represas están detrás de grandes lagos de agua que son bastante fáciles de encontrar por la noche. Una instalación de almacenamiento subterránea (yo diría) no es tan fácil de encontrar).

EDITAR para cuando la RAF deje caer a Tallboys y Grandslams, los nazis ya están en la retaguardia y en el camino hacia abajo. arrojar esas bombas en los corrales de los submarinos, el Tirpitz y cualquier instalación nazi que se esté construyendo, por ejemplo. el sitio de V3 y la instalación de lanzamiento de V2 probablemente tendrán una prioridad más alta que en algunos que ahora probablemente están vacíos de su última gota de petróleo abandonado en la mina.

Cúpula de sal - Origen de las cúpulas de sal.

Interesante: ¿se refiere a incidentes específicos en la Alemania de antes de la guerra y, de ser así, a cuáles?

(A) ¿Dónde está una referencia al acero de alta temperatura / aleación de bronce del eslabón? and (B) you might want to dig a bit further than a Reddit post

Again, your using some sort of ethical calculus as a substitute for economic limitations. Allied analysis after the war showed German synthetic fuels were just as good as what the Allies were using - just not in nearly the quantity. That's an economic bottleneck.

So as long as you don't think the contribution is significant you have no trouble with Nazis being technically competent. Entiendo.

Again, so long as you don't think the contribution is significant you have no trouble with Nazis being technically competent. Either they have the competence to camoflauge their proposed pipelines or they lack it and thus should not proceed with a project that would endanger their oil supplies. Escoger.

So Nazis assembled functional night vision equipment and had the competence to enact effective camoflauge on par with the USSR of the 1950s but they are now technically incompetent. because you say so?

You are free to say whatever you like, NASA recognizes Busemann as progenitor if the idea. https://history.nasa.gov/SP-468/ch11-3.htm

Please keep on topic and respond to posts as written. We were not discussing the snorkel, we were discussing GUPPY.

So you're unable to give a response. Noted.

Economics and their effects on Nazi production, McPherson, are worthy topics for your further reading and consideration. Nazis lacked the industrial capacity and often the raw ingredients to manufacture weaponry (especially advanced weaponry/engines/etc.) in quantities needed.

Type XXI German submarines keep coming up as inspiration for both. Not a coincidence.

Had the Nazis overrun Russia I shudder to think how many more would have died. And your apparent agreement with my post about your finding the murder of Soviet leadership acceptable to keep the USSR in the war as needed even had Japan invaded from the East and Moscow been threatened with utter annihilation is also noted.

Derek Pullem

I think salt domes and oil storage were the suggested technology that same have helped the Nazis overcome some of their issues in mid war (dragging thread back from unwarranted and borderline racially insulting accusations of incompetence against the German people).

Salt dome storage technology is actually relatively simple once you see a need for it. Many of the best sites are in NW Germany close to Emden. They would be exposed to RAF bombing but the actual exposed equipment is relatively cheap and easily rebuilt or it could be hardened a la U boat pens. Won't stop a tallboy or grand slam but neither of those would be able to disrupt the actual oil storage reserves, just the surface facilities.

But as I noted earlier, the Nazis saw no reason to store oil when effectively their coal mines were storing oil and the synthetic fuel plants were processing it. The problem was that the syn plants could not be defended and the same logic would have applied to refineries for stored oil too. Salt domes can be used to store products (avgas etc) but admitting this is defeatist talk!

HexWargamer

HexWargamer

Thaddeus

my view has always been the Elektroboote were developed in reverse order, that they should have built the (much) smaller Type XXIII first, it was more within their technical and production capabilities.

they also needed an even smaller mini submarine, maybe the Italian exploits could have motivated them? they later had a good design with the Seeteufel which had tracks that could have somewhat solved the launching issues.

Edgeworthy

The Type XXI was NOT a deathtrap! This is clearly bad argumentation on your part, since the solamente real evidence you have produced is an inconvenient access shaft, and even the value of that testimony is questionable.

Far, far more evidence points to you being wrong on all counts.
1. The president was allowed to go on board for a demonstration dive.
2. The XXI was used for decades after the war by navies that had no reason to risk the lives of well-trained submariners in XXI's unless they WERE NOT death traps.
3. The article you cited as evidence for the XXI being crap says very little about the technical issues of the XXI (and also does not mention issues which would make the submarine a death trap), instead noting that most of the issues were essentially fixed by the war's end, and that the reason why the XXI was a bad idea was because it was never going to be enough to change the tide of the war.
4. The only qualification you have in order to claim the XXI was a death trap was a little tour of the Wilhelm Bauer. Compared to the expertise of the navies which INSISTED on using these submarines far longer than they needed to, you are clearly far from qualified to make a valid judgement on the design.


Under the Cover

An excerpt from Hitler's U-Boat War

On a chilly day in the late fall of 1945, our submarine, the U.S.S. Guardfish, proudly flying battle pennants, nosed into the Submarine Base, New London, Connecticut, joining scores of mass-produced sister ships, all home from the sea.

Collectively we submariners were known as the Silent Service, and proud we were of that distinction. Unknown to the public, we had played a decisive role in the defeat of Japan. In forty-two months of secret warfare in the Pacific Ocean area, 250 of our submarines, mounting 1,682 war patrols, had savaged Japanese maritime assets, sinking 1,314 ships of 5.3 million gross tons, including twenty major warships: eight aircraft carriers, a battleship, and eleven cruisers. For almost three years Guardfish, a fine boat, had played a prominent role in that war, sending nineteen confirmed ships to the bottom (including two fleet destroyers and a patrol boat) during twelve long and arduous war patrols in Japanese-controlled waters.

After we had moored at a pier where we were to mothball Guardfish, we were startled to see a strangely different submarine close by. Painted jet black, she looked exceptionally sleek and sinister. We soon learned that she was a German U-boat that had surrendered shortly after VE-Day. She was manned by an American crew that was evaluating her on behalf of naval authorities in Washington.

This U-boat was very hush-hush and off-limits to ordinary souls. However, when she shifted her berth to our pier (and nicked us in the process), we became friendly with the American crew and gradually talked our way on board for a look-see. We learned that she was U-2513, a brand new Type XXI electro boat, one of two such craft allotted to the U.S. Navy as war prizes. Commissioned and commanded by one of Germanys most famous U-boat aces, Erich Topp, she and her mass-produced sister ships had been completed too late to participate in the war.

In our superficial examination of U-2513, we were quite impressed with some of her features, especially her top speed submerged. She had six sets of storage batteries, comprising a total of 372 cells (hence electro boat), which enabled her to quietly sprint submerged at about 16 knots for about one hour. This was twice the sprint speed of our submarines and sufficient to escape from almost any existing antisubmarine warship. Alternately, the large battery capacity enabled her to cruise submerged at slower speeds for a great many hours, whether stalking prey or escaping.

The next most impressive feature to us was her Schnorchel, or as we anglicized the German, snorkel. This was a sophisticated breathing tube or mast with air intake and exhaust ducts, which enabled U-2513 to run her two diesel engines while submerged. By rigging one diesel (or both) to charge the batteries while submerged, she could in theory remain underwater for prolonged periods, thereby greatly diminishing the chances of detection by enemy eyes or radar.

Nor was that all. Her periscope optics and passive sonar for underwater looking and listening were much superior to ours. Her ingenious hydraulically operated torpedo-handling gear could automatically reload her six bow torpedo tubes in merely five minutes. A third reload could be accomplished in another twenty minutes. The thickness and strength of her pressure hull was said to give her a safe diving depth limit of about 1,200 feet, twice our safe depth limit and sufficient to get well beneath most existing Allied depth charges. She even had an automatic pilot for precise depth-keeping at high speeds.

Much later, when some of these details and others about the Type XXI electro boat leaked out, they caused an utter sensation in naval circles. Prominent experts gushed that the Type XXI represented a giant leap in submarine technology, bringing mankind very close to a true submersible. Some naval historians asserted that if the Germans had produced the Type XXI submarine one year earlier they almost certainly could have won the Battle of the Atlantic and thereby indefinitely delayed Overlord, the Allied invasion of Occupied France.

The American evaluators on U-2513 were not so sure about these claims. In the classified report they sent to the Chief of Naval Operations, dated July 1946, they wrote that while the Type XXI had many desirable features that should be exploited (big battery, snorkel, streamlining, etc.), it also had many grave design and manufacturing faults. The clear implication was that owing to these faults, the XXI could not have made a big difference in the Battle of the Atlantic. Among the major faults the Americans enumerated:

Poor Structural Integrity: Hurriedly prefabricated in thirty-two different factories that had little or no experience in submarine building, the eight major hull sections of the Type XXI were crudely made and did not fit together properly. Therefore the pressure hull was weak and not capable of withstanding sea pressure at great depths or the explosions of close depth charges. The Germans reported that in their structural tests the hull failed at a simulated depth of 900 feet. The British reported failure at 800 feet, less than the failure depth of the conventional German U-boats.

Underpowered Diesel Engines: The new model, six-cylinder diesels were fitted with superchargers to generate the required horsepower. The system was so poorly designed and manufactured that the superchargers could not be used. This failure reduced the generated horsepower by almost half: from 2,000 to 1,200, leaving the Type XXI ruinously underpowered. Consequently, the maximum surface speed was only 15.6 knots, less than any oceangoing U-boat built during the war and slightly slower than the corvette convoy-escort vessel. The reduction in horsepower also substantially increased the time required to carry out a full battery charge.

Impractical Hydraulic System: The main lines, accumulators, cylinders, and pistons of the hydraulic gear for operating the diving planes, rudders, torpedo tube outer doors, and antiaircraft gun turrets on the bridge were too complex and delicate and located outside the pressure hull. This gear was therefore subject to saltwater leakage, corrosion, and enemy weaponry. It could not be repaired from inside the pressure hull.

Imperfect and Hazardous Snorkel: Even in moderate seas the mast dunked often, automatically closing the air intake and exhaust ports. Even so, salt water poured into the ships bilges and had to be discharged overboard continuously with noisy pumps. Moreover, during these shutdowns, the diesels dangerously sucked air from inside the boat and deadly exhaust gas (carbon monoxide) backed up, causing not only headaches and eye discomfort but also serious respiratory illnesses. Snorkeling in the Type XXI was therefore a nightmarish experience, to be minimized to the greatest extent possible.

The U.S. Navy did in fact adopt some of the features of the Type XXI electro boat for its new submarine designs in the immediate postwar years. However, by that time the Navy was firmly committed to the development of a nuclear-powered submarine, a true submersible that did not depend on batteries or snorkels for propulsion and concealment. These marvels of science and engineering, which came along in the 1950s, 1960s, and later, were so technically sophisticated as to render the best ideas of German submarine technology hopelessly archaic and to assure the United States of a commanding lead in this field well into the next century.

This little story about the Type XXI electro boat is a perfect example of a curious naval mythology that has arisen in this century. The myth goes something like this: The Germans invented the submarine (or U-boat) and have consistently built the best submarines in the world. Endowed with a canny gift for exploiting this marvelously complex and lethal weapon system, valorous (or, alternately, murderous) German submariners dominated the seas in both world wars and very nearly defeated the Allies in each case. In a perceptive study, Canadian naval historian Michael L. Hadley writes: "During both wars and during the inter-war years as well, the U-boat was mythologized more than any other weapon of war."

The myth assumed an especially formidable aspect in World War II and afterwards. During the war, the well-oiled propaganda machinery of the Third Reich glorified and exaggerated the successes of German submariners to a fare-thee-well in the various Axis media. At the same time, Allied propagandists found it advantageous to exaggerate the peril of the U-boats for various reasons. The end result was a wildly distorted picture of the so-called Battle of the Atlantic.

After the war, Washington, London, and Ottawa clamped a tight embargo on the captured German U-boat records to conceal the secrets of codebreaking, which had played an important role in the Battle of the Atlantic. As a result, the first histories of the U-boat war were produced by Third Reich propagandists such as Wolfgang Frank, Hans Jochem Brennecke, and Harald Busch, and by Karl Dönitz, wartime commander of the U-boat force, later commander of the Kriegsmarine, and, finally, Hitler's successor as Führer of the Third Reich. These histories, of course, did nothing to diminish the mythology. Hampered by the security embargo on the U-boat and codebreaking records and by an apparent unfamiliarity with the technology and the tactical limitations of submarines, the official and semiofficial Allied naval historians, Stephen Wentworth Roskill and Samuel Eliot Morison, were unable or unwilling to write authoritatively about German U-boats in the Battle of the Atlantic. Hence for decade after decade no complete and reliable history of the Battle of the Atlantic appeared, and the German mythology prevailed.

My wartime service on Guardfish kindled a deep and abiding interest in submarine warfare. As a Washington-based journalist with Time, Life, and the Saturday Evening Post, I kept abreast of American submarine developments during the postwar years, riding the new boats at sea, compiling accounts of the noteworthy advancements and politics in articles and books. In 1975 I published a work of love, Silent Victory: The U.S. Submarine War Against Japan, the first, full, uncensored history of the Silent Service in that very secret war.

The publication of Silent Victory triggered suggestions that I undertake a similar history of the German U-boat war.


WWII German U-Boat Sunk Off Key West

Blog Revisited – On April 8th, 2012 I posted this blog, last night on TV I saw a program on the History Channel called ‘Deep Sea Detectives’ about this very submarine. Here it is again.

Off of Key West lays the amazing wreck of the WWII German submarine U-2513. Esta Type-21 ‘Master of Disaster’ was then the most technologically advanced submarine in the world. It was too-little too-late for Germany arriving only months before the end of the war. Despite being the pride of the German Navy and its supreme Naval commander Admiral Karl Doenitz (seen below), it now resides at the bottom of the ocean in 235 feet of water.

You must be qualified in decompression techniques in order to dive this wreck. Something is terribly wrong about this wreck! Why does this German Nazi submarine have several U.S. made parts and signs printed in English? TRUE!

First its history: The WWII German Type-21U-2513, a 1621-ton submarine, was built in 1944 in Hamburg, Germany. Surrendered in May 1945, she was allocated to the United States as a spoil of war winding up in Key West in October 1946.

Answer: Now a U.S. possession, she was fit with several U.S. parts and English signs and then thoroughly tested and disected in every way. An ‘A’-List of dignitaries visited their prize including the Navy top brass and our Commander In Chief. Here she was employed as a high-speed target for anti-submarine forces and used to evaluate the underwater performance of advanced submarines. Once her German batteries had expired, she was taken out to sea and sunk in October 1951 in tests of the weapon ‘Alfa’ anti-submarine rocket.

Seen below is President Harry S. Truman (white cap) leaving USS U-2513 after visiting the former German submarine on December 5th 1947, at what is believed to be the Key West Naval Station.


Diseño [editar | editar fuente]

Like all Type XXI U-boats, U-3523 had a displacement of 1,621 tonnes (1,595 long tons) when at the surface and 1,819 tonnes (1,790 long tons) while submerged. She had a total length of 76.70 m (251 ft 8 in) (o/a), a beam length of 8 m (26 ft 3 in), and a draught length of 6.32 m (20 ft 9 in). Α] The submarine was powered by two MAN SE supercharged six-cylinder M6V40/46KBB diesel engines each providing 4,000 metric horsepower (2,900 kilowatts 3,900 shaft horsepower), two Siemens-Schuckert GU365/30 double-acting electric motors each providing 5,000 PS (3,700 kW 4,900 shp), and two Siemens-Schuckert silent running GV232/28 electric motors each providing 226 PS (166 kW 223 shp). & # 913 & # 93

The submarine had a maximum surface speed of 15.6 knots (28.9 km/h 18.0 mph) and a submerged speed of 17.2 knots (31.9 km/h 19.8 mph). When running on silent motors the boat could operate at a speed of 6.1 knots (11.3 km/h 7.0 mph). When submerged, the boat could operate at 5 knots (9.3 km/h 5.8 mph) for 340 nautical miles (630 km 390 mi) when surfaced, she could travel 15,500 nautical miles (28,700 km 17,800 mi) at 10 knots (19 km/h 12 mph). & # 913 & # 93 U-3523 was fitted with six 53.3 cm (21.0 in) torpedo tubes in the bow and four 2 cm (0.8 in) anti-aircraft guns. She could carry twenty-three torpedoes or seventeen torpedoes and twelve mines. The complement was five officers and fifty-two men. & # 913 & # 93


Ver el vídeo: HISTORIA DE LA NAVEGACIÓN. Alfonso García Telemadrid