¿Cómo afectó la abolición de la esclavitud en los Estados Unidos a las exportaciones de algodón?

¿Cómo afectó la abolición de la esclavitud en los Estados Unidos a las exportaciones de algodón?

Las plantaciones en el sur de los Estados Unidos produjeron cultivos comerciales, incluido el algodón. ¿Cómo se vieron afectados el precio y la producción del algodón en el sur de los Estados Unidos poco después de la abolición de la esclavitud al final de la Guerra Civil estadounidense?

También entiendo que la industria textil encabezó la revolución industrial en Gran Bretaña y dependió mucho de la importación de algodón barato producido por plantaciones en el nuevo mundo. Si la abolición cambió el precio o la producción del algodón estadounidense, ¿Gran Bretaña cambió a otras fuentes de algodón o continuó importando de los Estados Unidos al mismo nivel?


Un archivo pdf EL CRECIMIENTO DE LA INDUSTRIA DEL ALGODÓN EN AMÉRICA parece tener información relevante para la primera mitad de su pregunta. Una tabla, en la página de publicación 73, (pdf pg 3) tiene algunas cifras de producción, exportación y valor.

Esto muestra que hubo un aumento en el precio del algodón durante y después de la guerra, pero en 1875 las cifras de producción y exportación eran más altas, y el costo volvió a bajar a las cifras anteriores a la guerra civil.


Editar por OP: Tomé las "pacas de exportación", las multipliqué por el "peso neto promedio por paca" para obtener las exportaciones en libras, y lo graficé junto con el precio antes y después de la Guerra Civil. Excluí el precio durante la guerra porque visualmente empequeñecería los precios de antes y después de la guerra. Así que aquí va:


Durante la Guerra Civil, Gran Bretaña dependió en gran medida del algodón de Egipto y la India, que también tienen muchas tierras buenas para el cultivo de algodón. Después de la guerra, Gran Bretaña había diversificado su abastecimiento para no depender tanto del algodón estadounidense. Esto se puede ver en el gráfico de precios de otro cartel, que mostró que los precios del algodón disminuyeron significativamente incluso durante la guerra.

La otra conclusión del gráfico de precios es que después de la guerra civil, los precios del algodón volvieron aproximadamente a los niveles de antes de la guerra. Así que el principal efecto de la "abolición" sobre los precios del algodón fue durante la guerra misma (cuando los suministros del sur se cortaron en gran medida de Europa y los precios eran un orden de magnitud más altos), no en el período de posguerra.


Causas y efectos de la abolición

1. Comience pidiendo a los estudiantes una definición de causalidad o "causa y efecto". (Acepta todas las respuestas.) Una vez que los estudiantes hayan aportado sus respuestas, proporcióneles esta definición: Causa y efecto es la relación entre un evento (causa) y un segundo evento (efecto), donde el segundo evento se entiende como una consecuencia directa del primero. Escriba esta definición en la pizarra o muéstrela en un retroproyector.

2. Explique a los estudiantes que la causa y el efecto es uno de los principios rectores del estudio de la historia. Tratamos de comprender por qué ocurren los eventos para desarrollar una visión integral de los eventos históricos. Para cualquier evento dado en la historia podemos encontrar una causa y un efecto, a menudo varios de cada uno.

3. Escriba los siguientes eventos en la pizarra / retroproyector: La Revolución Americana

El primer hombre camina sobre la Luna. Para cada ejemplo, pregunte a los estudiantes cuál creen que fue la causa. Escriba las respuestas en la pizarra del lado izquierdo del evento. (Acepte todas las respuestas razonables). Los ejemplos pueden incluir:

  • Tributación sin representación, imperialismo británico, Declaración de Independencia
  • Propagación del virus de la gripe H1N1, cerca de la Primera Guerra Mundial, aumento de los viajes internacionales
  • Cold War fomenta la carrera espacial, el desarrollo de nuevas tecnologías de armas,éxito de las misiones espaciales no tripuladas.

Explique que muchos eventos tienen múltiples causas; es raro que un evento histórico importante tenga una causa aislada. A menudo, varios factores provocan que ocurra un evento. 4. Ahora que sus estudiantes han identificado algunas de las causas de estos eventos históricos, pídales que identifiquen algunos de los efectos. ¿Qué impacto tuvieron estos eventos en la historia? Escriba las respuestas en la pizarra del lado derecho del evento. (Acepte todas las respuestas razonables). Los ejemplos pueden incluir:

  • Establecimiento de Estados Unidos de América independientes, se redacta la Constitución, Guerra de 1812
  • Alta mortalidad de la población mundial, economía mundial afectada, pandemia de gripe H1N1 2009
  • Avances tecnológicos civiles, aparición de la NASA, futuro espacio tripuladoMisiones

Explique que, al igual que con las causas, los eventos pueden tener varios efectos políticos, culturales, sociales y económicos a lo largo de la historia. Estos efectos pueden ser inmediatos, como la alta mortalidad debida al virus de la gripe, o pueden sentirse mucho más tarde, como el resurgimiento del virus H1N1 más de 90 años después. Es posible que aún no sepamos cuáles son algunos de los efectos, como los futuros avances tecnológicos que pueden surgir del programa espacial.

5. Explique a los estudiantes que, si bien les ha dado ejemplos relativamente sencillos con los que trabajar hasta ahora, para muchos eventos de la historia, tanto las causas como los efectos pueden ser confusos, complicados o discutidos. No siempre es fácil identificar las causas o los efectos, y puede requerir mucha reflexión y análisis. A medida que avanza con la lección, anime a los alumnos a adoptar una visión centrada en la “causa y efecto” de los eventos históricos.

1. Diga a los alumnos que la abolición de la esclavitud en los Estados Unidos fue un evento importante, con muchas causas y efectos duraderos a lo largo de la historia. Sabemos que la Guerra Civil y la Proclamación de Emancipación fueron causas importantes que llevaron al fin de la esclavitud, pero lo que no se reconoce a menudo es que hubo muchos, muchos eventos menores que contribuyeron a la abolición. Dígales a los estudiantes que en los 40 años que precedieron a la Guerra Civil, una era conocida como el período Antebellum, numerosos factores sociales, económicos y políticos, así como acciones individuales, contribuyeron a la abolición de la esclavitud. Dígales a los alumnos que les mostrará una serie de videos de la serie PBS. Los afroamericanos: muchos ríos para cruzar que discuten eventos en el período Antebellum. Mientras ven los videos, deben tratar de identificar la (s) causa (s) y el efecto (s) del evento central en el video.

2. Diga a los estudiantes que el primer video que les va a mostrar es sobre la revolución de la industria del algodón. Toque “Cotton Gin” para la clase. Cuando el video haya terminado, pida a los estudiantes que identifiquen la (s) causa (s) que llevaron a la revolución de la industria del algodón. (Las respuestas deben incluir Eli Whitney inventa la desmotadora de algodón, la desmotadora de algodón es adoptada por los cultivadores de algodón en el sur). ¿Cuáles fueron algunos de los efectos? (Más plantaciones comenzaron a cultivar algodón, los nativos y las plantas fueron eliminadas de las tierras reclamadas para el cultivo del algodón, el auge de la industria textil mundial, la reubicación de muchos esclavos en el sur profundo). Pregunte a los estudiantes qué significa el término “Segundo Paso Medio”. (Reubicación forzosa de miles de esclavos en plantaciones de algodón en el sur profundo, lo que trastorna las familias y los sistemas sociales).

3. Explique a los estudiantes que el Segundo Pasaje del Medio y su impacto en las familias y las relaciones llevaron a una ira y un resentimiento profundamente arraigados en las comunidades de esclavos. Algunas de estas personas se vieron impulsadas a emprender acciones dramáticas. Uno de los levantamientos más conocidos fue encabezado por Nat Turner, un esclavo en Virginia. Juegue a “Nat Turner Rebellion” y recuerde a los estudiantes que busquen causas y efectos. Cuando el video haya terminado, pida a los estudiantes que nombren la (s) causa (s) de la Rebelión. (Second Middle Passage, abolición británica de la esclavitud en 1838, práctica horrible de la esclavitud en general). Pida a los estudiantes que identifiquen los efectos de la rebelión de Nat Turner. (Los propietarios de las plantaciones del sur defendieron la práctica de la esclavitud de manera más agresiva). Explique a los estudiantes que la mayor determinación de mantener la práctica de la esclavitud en el sur llevó a una división más prominente con el norte.

4. Explique a los estudiantes que mientras los agricultores y propietarios de plantaciones del Sur se aferraban a la institución de la esclavitud, los abolicionistas del Norte también se volvían más vocales y agresivos. Los norteños blancos, así como los ciudadanos negros libres, luchaban por la abolición. Un hombre en particular, Frederick Douglass, tuvo un gran impacto en el movimiento abolicionista nacional. Toque “Frederick Douglass” para la clase. Cuando el video haya terminado, pida a los estudiantes que identifiquen la (s) causa (s) que llevaron a Frederick Douglass a convertirse en una figura nacional en el movimiento abolicionista. (Se escapó de la esclavitud a New Bedford, MA, se unió a una iglesia negra, llamó la atención de William Lloyd Garrett mientras hablaba contra la esclavitud, viajó como orador con una prominente sociedad anti-esclava). ¿Qué efecto (s) tuvo esto en ¿el país? (El debate nacional sobre la esclavitud se intensificó enormemente). Explique que aunque Douglass fue una de las figuras más conocidas del movimiento abolicionista, no fue el único esclavo que escapó al Norte.

5. Diga a los estudiantes que mientras la nación seguía dividida sobre la práctica y la abolición de la esclavitud, el gobierno sintió la necesidad de actuar. La controvertida Ley de esclavos fugitivos de 1850 fue implementada por el gobierno, pero muchos en el país se opusieron. Juega a "Fugitive Slave Act". Cuando el video haya terminado, pida a los estudiantes una explicación de la Ley de esclavos fugitivos. (Legislación que requiere que todos los norteños denuncien y entreguen a cualquier posible esclavo fugitivo.) ¿Qué causó que el gobierno promulgara esta ley? (Esclavos que escapan de granjas, hogares y plantaciones del sur, muchos de los cuales utilizan la red informal de carreteras y casas de seguridad conocidas como Ferrocarril Subterráneo.) ¿Cómo se vio afectado el país por la Ley de Esclavos Fugitivos? (Los norteños estaban legalmente obligados a actuar como policía para el sur, los esclavos fugitivos y los ciudadanos negros libres estaban en peligro de ser capturados y devueltos al sur).

6. Explique a los estudiantes que estos eventos fueron importantes precursores de la abolición de la esclavitud en los Estados Unidos. Con base en los videos que se muestran y las causas y efectos identificados por la clase, pida a los estudiantes que ayuden a construir una línea de tiempo de los eventos durante el período Antebellum que contribuyeron a la abolición. Escriba las respuestas en la pizarra. (Puede aceptar todas las respuestas razonables). La línea de tiempo debería verse así:

• La invención de la desmotadora de algodón revoluciona la industria del algodón → más plantaciones en el sur profundo cultivan algodón → reubicación forzada de miles de esclavos en el sur profundo (segundo paso medio) → levantamientos y rebeliones de esclavos → defensa agresiva de la esclavitud por parte de los sureños y abolicionistas más fuertes empuje de los norteños → aumento de esclavos fugitivos → Ley de esclavos fugitivos de 1850

7. Pregunte a los estudiantes si pueden identificar algunos de los efectos y eventos que siguieron a estas causas. Escriba las respuestas en la pizarra como parte de su cronograma de abolición. (Acepte todas las respuestas razonables, las respuestas pueden variar según el lugar del plan de estudios en el que se enseñe esta lección). Las respuestas pueden incluir:

• Guerra Civil, Proclamación de Emancipación, firma de las Enmiendas 13, 14 y 15, Reconstrucción, Leyes Jim Crow.

Anime a los estudiantes a pensar en eventos a largo plazo, como la eliminación de la segregación y el movimiento por los derechos civiles, además de estos efectos a corto plazo.

8. Diga a los estudiantes que una parte importante de ver la historia en el contexto de la causalidad es determinar qué eventos están directamente relacionados y cuáles no. Explique que hay una máxima en la investigación científica que también se aplica a la historia: la correlación no es igual a la causalidad. Esto significa que dos eventos pueden estar relacionados entre sí en el mismo contexto, pero no se entiende que sean causas y efectos directos entre sí. Pregunte a los alumnos si alguna de las causas o efectos que identificaron en los videoclips puede no estar directamente relacionado con la abolición de la esclavitud. (Las respuestas pueden incluir: eliminación de personas y plantas nativas de las tierras reclamadas para el cultivo del algodón, Frederick Douglass uniéndose a una iglesia negra; detalles relativamente menores que no forman parte del panorama general). Pregunte a los estudiantes cómo pueden determinar qué eventos están relacionados causalmente, y cuales no lo son. A menudo, no hay reglas establecidas, solo tenemos que contextualizar adecuadamente los eventos y usar las habilidades de pensamiento crítico.

1. Ahora que los estudiantes comprenden la causa y el efecto en el estudio histórico, pídales que lo apliquen a los eventos de la actualidad. Proporcione a los estudiantes una lista de los principales eventos del siglo XXI en los Estados Unidos. (Es posible que desee eliminar elementos de esta lista o agregar sus propios elementos).

• Recuento electoral de 2000, guerra contra el terrorismo, recesión de 2007-8, elección de Barack Obama como presidente en 2008, huracán Katrina, cierre del gobierno en 2013, eliminación de la Ley de Defensa del Matrimonio.

2. Divida a los estudiantes en grupos pequeños o parejas y asigne a cada grupo un evento actual. Entregue a cada grupo una hoja de rotafolio o pídales que usen una computadora o tableta. En clase, o como tarea, haga que los grupos / parejas creen una línea de tiempo, similar a la que hizo la clase para la abolición, para su evento asignado. La línea de tiempo debe incluir tanto las causas como los efectos; si los efectos aún no se conocen, los estudiantes deben proyectar cuáles pueden ser los efectos en el futuro. Los estudiantes pueden usar sitios web, periódicos y revistas relevantes para crear sus líneas de tiempo.

3. Haga que los estudiantes presenten su trabajo a la clase cuando terminen. Cuelgue cronogramas en papel en el aula o publique cronogramas digitales en un sitio web compartido.

ACTIVIDAD DE CRÉDITO EXTRA

Para obtener crédito adicional, los estudiantes pueden leer La autobiografía de Frederick Douglassy escribir un ensayo de 1 a 2 páginas sobre las causas del ascenso de Douglass a la notoriedad y los efectos de su trabajo como abolicionista.


¿Cómo afectó la abolición de la esclavitud en los Estados Unidos a las exportaciones de algodón? - Historia

La revolución económica del mercado dependía no sólo de las fábricas de mano de obra libre en el norte, sino también de las plantaciones de mano de obra esclava en el sur. En 1832, las empresas textiles constituían 88 de las 106 corporaciones estadounidenses valoradas en más de 100.000 dólares. Estas fábricas textiles, trabajadas por mano de obra libre, dependían sin embargo del algodón del sur y la vasta nueva economía de mercado estimuló la expansión de la plantación del sur.

A principios del siglo XIX, los estados al norte de la línea Mason-Dixon habían tomado medidas para abolir la esclavitud. Vermont incluyó la abolición como una disposición de su constitución estatal de 1777. En 1804, Nueva Jersey se convirtió en el último de los estados del norte en adoptar planes graduales de emancipación. No hubo un momento inmediato de jubileo, ya que muchos estados del norte solo prometieron liberar a los futuros niños nacidos de madres esclavizadas. Esas leyes también estipulan que esos niños permanecen en servidumbre por contrato con el amo de su madre a fin de compensar la pérdida del esclavista. James Mars, un joven contratado bajo este sistema en Connecticut, se arriesgó a ser encarcelado cuando protestó por el arreglo que lo mantenía atado al amo de su madre hasta los veinticinco años. La ley de emancipación de Pensilvania de 1780 estipuló que los niños liberados cumplen un mandato de veintiocho años. El gradualismo impulsó la emancipación, pero defendió los intereses de los amos del Norte y controló a otra generación de estadounidenses negros.

Las rutas más rápidas hacia la libertad incluían el escape o la emancipación directa de los amos. Pero escapar era peligroso y la manumisión voluntaria rara. El Congreso, por ejemplo, convirtió el albergue de un esclavo fugitivo en un crimen federal en 1793. Las esperanzas de manumisión eran aún más escasas, ya que pocos propietarios de esclavos del Norte emanciparon a sus propios esclavos. Por ejemplo, aproximadamente una quinta parte de las familias blancas en la ciudad de Nueva York poseían esclavos y, sin embargo, menos de 80 propietarios de esclavos en la ciudad manumitieron voluntariamente esclavos entre 1783 y 1800. Para 1830, los datos del censo sugieren que al menos 3.500 personas todavía estaban esclavizadas en el país. Norte. Los esclavos ancianos de Connecticut permanecieron en cautiverio hasta 1848 y en Nueva Jersey hasta después de la Guerra Civil.

La emancipación avanzó lentamente, pero de todos modos continuó. Una población negra libre de menos de 10,000 en el momento de la Revolución aumentó a 200,000 en 1810. Las crecientes comunidades negras libres lucharon por sus derechos civiles. En varios lugares de Nueva Inglaterra, los afroamericanos libres podían votar y enviar a sus hijos a escuelas públicas. La mayoría de los estados del norte concedieron a los ciudadanos negros derechos de propiedad y juicios por jurado. Los afroamericanos poseían tierras y negocios, fundaron sociedades de ayuda mutua, establecieron iglesias, promovieron la educación, desarrollaron la cultura impresa y votaron.

Sin embargo, a nivel nacional, la población esclava siguió creciendo hasta un total de 700.000 en los primeros años del siglo XIX. El aumento de la abolición en el norte y la aceleración de la esclavitud en el sur crearon crecientes divisiones entre el norte y el sur. La esclavitud disminuyó en el norte, pero se afianzó más profundamente en el sur, debido en gran parte al desarrollo de un nuevo cultivo básico rentable: el algodón. La desmotadora de algodón de Eli Whitney, un simple dispositivo de manivela diseñado para eliminar mecánicamente las semillas verdes pegajosas del algodón de fibra corta, permitió a los cultivadores del sur expandir drásticamente la producción de algodón para los mercados nacionales e internacionales. Las innovaciones tecnológicas en otros lugares —fábricas textiles impulsadas por agua en Inglaterra y el noreste de Estados Unidos, que podrían convertir rápidamente el algodón crudo en tela— aumentaron la demanda de algodón del sur y alentaron a los sureños blancos a expandir el cultivo más al oeste, al río Mississippi y más allá. La rentabilidad de la esclavitud se había quedado rezagada en la siembra de tabaco, pero el algodón le dio nueva vida. Los ávidos plantadores de algodón invirtieron sus nuevas ganancias en nuevos esclavos.

El auge del algodón alimentó la especulación sobre la esclavitud. Muchos propietarios de esclavos aprovecharon las ganancias potenciales en préstamos utilizados para comprar un número cada vez mayor de esclavos. Por ejemplo, un 1840 Mensajero de Luisiana ad advirtió "es muy difícil ahora encontrar personas dispuestas a comprar esclavos de Mississippi o Alabama debido a los temores abrigados de que tal propiedad ya pueda estar hipotecada a los bancos de los estados mencionados anteriormente".

Sidney & amp Neff, Detalle del "Plan de la ciudad de Lowell, Massachusetts", 1850, a través de Wikimedia Commons.

Los nuevos mercados nacionales e internacionales alimentaron el auge de las plantaciones. Las exportaciones estadounidenses de algodón aumentaron de 150.000 fardos en 1815 a 4.541.000 fardos en 1859. El censo de manufacturas de 1860 de la Oficina del Censo declaró que "la fabricación de algodón constituye la característica más sorprendente de la historia industrial de los últimos cincuenta años". Los dueños de esclavos enviaban su algodón al norte a los fabricantes de textiles y a los financiadores del norte para los envíos al extranjero. Los corredores de seguros del norte y los exportadores del noreste se beneficiaron enormemente.

Mientras que Estados Unidos puso fin a su participación legal en el comercio mundial de esclavos en 1808, los traficantes de esclavos trasladaron a 1.000.000 de esclavos desde el Alto Sur productor de tabaco a los campos de algodón en el Bajo Sur entre 1790 y 1860, generando más de $ 12.000.000 al año. Este desgarrador comercio de carne humana apoyó las ocupaciones de la clase media en el norte y el sur: los banqueros, médicos, abogados, corredores de seguros y agentes de transporte se beneficiaron. Y, por supuesto, facilitó la expansión de las fábricas textiles del noreste.


BIBLIOGRAFÍA

Carson, Clayborne, Emma J. Lapsansky-Werner y Gary B. Nash. La lucha por la libertad: una historia de los afroamericanos. Nueva York: Pearson y Longman, 2007.

Coupland, Reginald. África oriental y sus invasores. Oxford, Reino Unido: Oxford University Press, 1961.

Dodge, Bertha S. Algodón: la planta que sería rey. Austin: Prensa de la Universidad de Texas, 1984.

Garraty, John A. La nación americana: una historia de los Estados Unidos, 8ª ed. Nueva York: Harper Collins, 1995.

Nash, Roderick y Gregory Graves. Desde estos comienzos: un enfoque biográfico de la historia estadounidense, Vol. 1, 7ª ed. Nueva York: Pearson y Longman, 2005.

Rosenbloom, Joshua L. "Path Dependence and the Origins of Cotton Textile Manufacturing in New England". En La fibra que cambió el mundo: la industria del algodón en perspectiva internacional, 1660-1990, ed. Douglas A. Farnie y David J. Jeremy. Oxford, Reino Unido: Oxford University Press, 2004.

Shapiro, Seymour. El capital y la industria del algodón en la revolución industrial. Ithaca, Nueva York: Cornell University Press, 1967.

Yafa, Stephen. Big Cotton: cómo una fibra humilde creó fortunas, destruyó civilizaciones y puso a Estados Unidos en el mapa. Nueva York: Viking, 2005.


Abolición y abolicionistas

Desde la década de 1820 hasta el comienzo de la Guerra Civil de los Estados Unidos, los abolicionistas pidieron al gobierno federal que prohibiera la propiedad de personas en los estados del sur.

Estudios Sociales, Historia de Estados Unidos

El libertador

The Liberator, un periódico abolicionista de Boston, Massachusetts, publicado por William Lloyd Garrison, pidió el fin de la esclavitud en los Estados Unidos.

Fotografía de Bettmann / Getty

La práctica de la esclavitud es una de las instituciones más arraigadas de la humanidad. Los antropólogos encuentran evidencia de ello en casi todos los continentes y culturas que se remontan a la antigüedad e incluso al período neolítico del desarrollo humano. En Europa, los primeros esfuerzos importantes para prohibir la trata de personas y abolir el trabajo forzoso surgieron en el siglo XVIII.

Los africanos esclavizados proporcionaron la mano de obra gratuita que ayudó al Imperio Británico a prosperar durante gran parte del siglo XVIII. La práctica también se apoderó de las colonias inglesas de América del Norte. Antes, durante y después de la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, varias de las 13 colonias británicas originales abolieron la esclavitud. La economía de plantación basada en la agricultura de las colonias del sur como Virginia y las Carolinas requería una gran fuerza laboral, que se satisfacía esclavizando a personas de ascendencia africana.

En los estados de Nueva Inglaterra, muchos estadounidenses vieron la esclavitud como un legado vergonzoso que no tiene lugar en la sociedad moderna. El movimiento abolicionista surgió en estados como Nueva York y Massachusetts. Los líderes del movimiento copiaron algunas de sus estrategias de los activistas británicos que habían vuelto la opinión pública contra la trata de esclavos y la esclavitud.

En 1833, el mismo año en que Gran Bretaña prohibió la esclavitud, se estableció la American Anti-Slavery Society. Estuvo bajo el liderazgo de William Lloyd Garrison, periodista y reformador social de Boston. Desde principios de la década de 1830 hasta el final de la Guerra Civil en 1865, Garrison fue el activista más dedicado de los abolicionistas. Su periódico, el Libertador, fue notorio. Tenía una circulación limitada, pero seguía siendo el foco de un intenso debate público. Sus páginas presentaban relatos de primera mano de los horrores de la esclavitud en el sur y exponían, para muchos, el trato inhumano de las personas esclavizadas en suelo estadounidense. Garrison era un aliado cercano de Frederick Douglass, quien escapó de su esclavitud y cuya autobiografía de 1845 se convirtió en un éxito de ventas.

Los abolicionistas eran un grupo dividido. Por un lado estaban los defensores como Garrison, que pidió el fin inmediato de la esclavitud. Si eso era imposible, se pensaba, entonces el Norte y el Sur deberían separarse. Los moderados creían que la esclavitud debería eliminarse gradualmente para garantizar que la economía de los estados del sur no colapsara. En el lado más extremo estaban figuras como John Brown, quien creía que una rebelión armada de personas esclavizadas en el sur era la ruta más rápida para terminar con la esclavitud humana en los Estados Unidos.

Harriet Tubman era como Douglass, ella también había escapado de la esclavitud y se había convertido en una destacada abolicionista. Participó activamente en el Ferrocarril Subterráneo, la red clandestina de casas seguras y abolicionistas que ayudó a los fugitivos a alcanzar la libertad en el norte. A fines de la década de 1850, ayudó a Brown a planificar el desastroso ataque a un arsenal federal en Harpers Ferry, Virginia.

La amenaza de una revuelta armada alarmó a los estadounidenses de ambos lados del debate sobre la esclavitud. En las elecciones presidenciales de 1860, los votantes eligieron al candidato del Partido Republicano, Abraham Lincoln. El senador de Illinois se opuso a la esclavitud, pero se mostró cauteloso a la hora de apoyar a los abolicionistas. Treinta y nueve días después de la inauguración de Lincoln, los primeros disparos se realizaron en Fort Sumter, Carolina del Sur, que marcó el inicio de la Guerra Civil de los Estados Unidos. Cinco años después, la guerra terminó y la ratificación de la 13ª Enmienda terminó formalmente con la esclavitud en diciembre de 1865.

The Liberator, un periódico abolicionista de Boston, Massachusetts, publicado por William Lloyd Garrison, pidió el fin de la esclavitud en los Estados Unidos.


EL COMERCIO DE ESCLAVOS DOMÉSTICOS

La dependencia del sur del algodón se correspondía con su dependencia de los esclavos para cosechar el algodón. A pesar de la retórica de la Revolución de que "todos los hombres son creados iguales", la esclavitud no solo perduró en la república estadounidense, sino que formó la base misma del éxito económico del país. El algodón y la esclavitud ocuparon un lugar central —y entrelazado— en la economía del siglo XIX.

En 1807, el Congreso de los Estados Unidos abolió el comercio de esclavos en el extranjero, una prohibición que entró en vigor el 1 de enero de 1808. Después de esta fecha, la importación de esclavos de África se convirtió en ilegal en los Estados Unidos. Si bien el contrabando continuó ocurriendo, el fin del comercio internacional de esclavos significó que los esclavos domésticos tenían una demanda muy alta. Afortunadamente para los estadounidenses cuya riqueza dependía de la explotación del trabajo esclavo, una caída en el precio del tabaco había provocado que los terratenientes del Alto Sur redujeran la producción de este cultivo y usaran más tierra para cultivar trigo, que era mucho más rentable. Si bien el tabaco era un cultivo intensivo en mano de obra que requería que muchas personas lo cultivaran, el trigo no lo era. Los ex cultivadores de tabaco de los antiguos estados de Virginia y Maryland se encontraron con esclavos "excedentes" a los que estaban obligados a alimentar, vestir y albergar. Algunos propietarios de esclavos respondieron a esta situación liberando a muchos más esclavos que decidieron vender su exceso de esclavos. Por lo tanto, Virginia y Maryland tomaron la delantera en el comercio de esclavos doméstico, el comercio de esclavos dentro de las fronteras de los Estados Unidos.

El comercio doméstico de esclavos ofreció muchas oportunidades económicas para los hombres blancos. Aquellos que vendían a sus esclavos podían obtener grandes ganancias, al igual que los comerciantes de esclavos que servían de intermediarios entre vendedores y compradores. Otros hombres blancos podrían beneficiarse del comercio como propietarios de almacenes y corrales en los que se tenían esclavos, o como proveedores de ropa y comida para esclavos en movimiento. Entre 1790 y 1859, los propietarios de esclavos en Virginia vendieron más de medio millón de esclavos. En la primera parte de este período, muchos de estos esclavos fueron vendidos a personas que vivían en Kentucky, Tennessee y Carolina del Norte y del Sur. Sin embargo, en la década de 1820, la gente de Kentucky y las Carolinas también había comenzado a vender a muchos de sus esclavos. Los traficantes de esclavos de Maryland vendieron al menos 185.000 esclavos. Los esclavistas de Kentucky vendieron unos setenta y un mil individuos. La mayoría de los traficantes de esclavos llevaron a estos esclavos más al sur, a Alabama, Louisiana y Mississippi. Nueva Orleans, el centro del comercio, contaba con el mercado de esclavos más grande de los Estados Unidos y, como resultado, se convirtió en la cuarta ciudad más grande del país. Natchez, Mississippi, tenía el segundo mercado más grande. En Virginia, Maryland, las Carolinas y en otras partes del sur, se realizaban subastas de esclavos todos los días.

En total, el movimiento de esclavos en el sur constituyó una de las migraciones internas forzadas más grandes de los Estados Unidos. En cada una de las décadas entre 1820 y 1860, cerca de 200.000 personas fueron vendidas y reubicadas. El censo de 1800 registró más de un millón de afroamericanos, de los cuales casi 900.000 eran esclavos. Para 1860, el número total de afroamericanos aumentó a 4,4 millones, y de ese número, 3,95 millones estaban sometidos a esclavitud. Para muchos esclavos, la trata de esclavos domésticos incitaba al terror de ser vendidos lejos de familiares y amigos.

Solomon Northup era un hombre negro libre que vivía en Saratoga, Nueva York, cuando fue secuestrado y vendido como esclavo en 1841. Más tarde escapó y escribió un libro sobre sus experiencias: Doce años un esclavo. Narrativa de Solomon Northup, ciudadano de Nueva York, secuestrado en la ciudad de Washington en 1841 y rescatado en 1853 (la base de una película ganadora de un Oscar en 2013). Este extracto se deriva de la descripción de Northup de ser vendido en Nueva Orleans, junto con su compañera esclava Eliza y sus hijos Randall y Emily.

Un anciano, que dijo que quería un cochero, pareció encapricharse de mí. . . .

El mismo hombre también compró a Randall. Al pequeño se le hizo saltar, correr por el piso y realizar muchas otras hazañas, exhibiendo su actividad y condición. Durante todo el tiempo que duró el intercambio, Eliza lloraba en voz alta y se retorcía las manos. Ella le rogó al hombre que no lo comprara, a menos que él también se comprara a ella ya Emily. . . . Freeman se volvió hacia ella, salvajemente, con el látigo en la mano levantada, ordenándole que dejara de hacer ruido o la azotaría. Él no tendría tal trabajo, tal lloriqueo y, a menos que ella cesara en ese momento, él la llevaría al patio y le daría cien latigazos. . . . Eliza se encogió ante él y trató de secarse las lágrimas, pero todo fue en vano. Quería estar con sus hijos, dijo, el poco tiempo que le quedaba para vivir. Todos los ceños fruncidos y amenazas de Freeman, no pudieron silenciar por completo a la afligida madre.

¿Qué te dice la narrativa de Northup sobre la experiencia de ser esclavo? ¿Cómo caracteriza a Freeman, el traficante de esclavos? ¿Cómo caracteriza a Eliza?


Historias reveladoras: recordando la esclavitud

Manchester, algodón y antiesclavitud

Por Terry Wyke

Manchester jugó un papel cada vez más activo en el movimiento contra la esclavitud. Después de la aprobación de la ley de 1833, los abolicionistas locales reaccionaron ante la decepción de que la esclavitud continuara por medios clandestinos en las colonias británicas. Se organizaron reuniones, protestas y peticiones.

Pro y anti-esclavitud

También se presentó una nueva generación de mujeres, reunidas en círculos de costura, organizando bazares para recaudar fondos para la causa. Es importante no exagerar el número de personas que participan activamente en los diferentes grupos abolicionistas de la ciudad. Ciertamente había simpatía por la causa, pero también estaba la realidad de la industria del algodón. Menos hombres de negocios de Lancashire se beneficiaban directamente de la propiedad o las inversiones en plantaciones de esclavos, pero la mayor parte del algodón barato importado a Lancashire era cultivado por esclavos. En la década de 1850, las tres cuartas partes de todo el algodón de Lancashire procedían de los estados esclavistas del sur de Estados Unidos. Esta dependencia de Estados Unidos dejó a Lancashire vulnerable. Si la cosecha de algodón estadounidense fracasaba o se interrumpía el suministro, las consecuencias se sentirían en todo el mundo, pero sobre todo en Lancashire.

No obstante, la industria del algodón de Lancashire fue considerada con inmenso orgullo. Durante la vida de los habitantes más viejos de las ciudades algodoneras, las aparentemente eternas tareas de hilar y tejer a mano habían terminado, reemplazadas por máquinas que producían tanto en una hora como un trabajador manual podía producir en un solo mes.

Sarah Redmond Afroamericana

El hecho de que el algodón estadounidense no se produjera mediante mano de obra libre todavía no se discutía ampliamente. Sarah Redmond, una afroamericana libre, fue una de los varios conferencistas que vinieron a Gran Bretaña para crear conciencia sobre la campaña para abolir la esclavitud en los estados esclavistas. Hablando en el Manchester Athenaeum (ahora parte de la Manchester City Art Gallery) en 1859, hizo un llamado a las mujeres en particular para elevar la opinión pública y apoyar el trabajo de los abolicionistas estadounidenses. Les recordó los terribles abusos sufridos por las esclavas y que la propia prosperidad de Manchester se basaba en el algodón cultivado por esclavos.

& lsquoTenemos estados donde, me avergüenza decirlo, se crían hombres y mujeres, como ganado, para el mercado. When I walk through the streets of Manchester and meet load after load of cotton, I think of those 8,000 cotton plantations on which was grown the 125 millions of dollars&rsquo worth of cotton which supply your market, and I remember that not one cent of that money ever reached the hands of the labourers.&rsquo

When she returned later in the year to speak at the Athenaeum she observed that in all the towns in which she had lectured, it was in Liverpool and Manchester that she discerned the &lsquopro-slavery spirit of America.&rsquo It was a blunt observation that perhaps some of her audience would have acknowledged in private if not in public.

Guerra civil americana

It would take a great shock to change the slave system in America. That shock was the Civil War. The Lancashire cotton industry was already experiencing problems of overproduction, but the banning of exports by the Confederate states followed by the blockading of the southern ports by the northern states created a crisis that was a painful reminder of just how much its economy depended on American cotton. The crisis made slavery more than a peripheral social question. Although Lancashire was later to represent the crisis as one in which its moral principles were tested, a crisis in which cotton workers were depicted as willing to suffer in order to ensure the freedom of four million enslaved Africans, the cause of the slave-owning southern states was not without its supporters in Lancashire. As cotton imports plunged and unemployment rose, the task of survival squeezed noble intentions. Above all, the cotton famine highlighted Lancashire&rsquos over reliance on American cotton. The long recognised need to find alternative supplies of cheap raw cotton became a subject that demanded urgent attention.


How Did the Cotton Gin Affect Slavery?

At the end of the 18th century, the southern economy was faltering. Existing slave labor was used to grow the traditional crops of the south such as tobacco, indigo, cotton, and rice, none of which were particularly profitable at the time.

Some plantation owners were beginning to question whether slaves were needed. The upkeep of owning enslaved people was not justified by the profits owners were receiving from their plantations.

The cotton gin was designed as a machine to help save labor for harvesting cotton. Paradoxically, the cotton gin may have upheld the institution of slavery, expanded it, and allowed it to become an even more dominant feature of the southern economy.

The cotton gin increased cotton’s productivity, which turned it into an extremely profitable crop. Coupled with the large demand from northern and British textile mills, cotton quickly became the featured crop of the south.

As plantation owners became wealthier, they sought out even more land across the south and southwest to grow cotton. With their new lands, slavery was further expanded across the south.

In 1808 the United States issued a ban on the foreign slave trade. This measure was an attempt to reduce the number of enslaved people in the United States. Despite this, slave populations dramatically increased from

Slave owners encouraged this growth through natural means and the domestic slave trade flourished. Increasingly, owning and selling enslaved people within the US became profitable in itself.

As the number of slaves and slave states expanded, tensions arose with the northern states.


The Cotton Boom and Slavery in Nineteenth-Century Rural Egypt

For a copy of the paper please contact Gabriel Koehler-Derrick.

A central question in economic history is whether the nature of production of certain crops (such as cotton) necessitates the coercion of labor. Using a unique data source, newly digitized samples of Egypt's individual-level population censuses of 1848 and 1868, this article documents the effects of the cotton boom in 1861-1865 on Egypt. Following the Union Blockade on the US south, cotton spinners in Manchester pressured the Egyptian government to intervene to expand on cotton cultivation, but Egypt’s Ottoman viceroy, Said Pasha (1854-1863), declined to intervene arguing that “prices alone will prove a sufficient stimulus without any effort on my part.”

The article documents that the cotton boom had an “unintended effect,” though, apart from increased cotton cultivation: it increased the demand for imported slave labor in cotton-favorable districts, where slavery was (almost) non-existent prior to the boom. Unlike female slavery in cities, the majority of slaves in cotton districts were males in working age, indicating that they were indeed employed in agriculture. The impact of the boom varied by landholding size: it peaked among village headmen (medium landholders) but was negligible among large estates and smaller landholders.

Overall, the findings provide mixed evidence on the cotton-slavery association thesis. On the one hand, the impact of price shocks on slavery indeed varied by crop: non-cotton districts that were all favorable to cereals cultivation did not witness a surge in slave labor despite the boom in cereals prices in 1853-1856. Por otra parte,

(1) cotton and cereals were both planted before the price booms using non-slave (yet, mobility-restricted) local labor,

(2) Egypt's high cotton production persisted despite the final abolition of slavery in 1877 due to European pressure, and

(3) large estates did not increase their demand for slave labor since they had preferential access to local labor.

I thus argue that the cotton-slavery association is not necessary but conditional on the magnitude of the price shock, the relative supplies of local and (imported) slave labor, and the existence of labor coercion tools for both local and imported slave labor.

Sobre

Biography: Mohamed Saleh is an Assistant Professor at Toulouse School of Economics and Institute for Advanced Study in Toulouse. In 2017-2018, he is a Visiting Assistant Professor at the Department of Economics, Stanford University. His research interests are in economic history, political economy, and development economics, with a focus on the economic history of the Middle East and North Africa. His research agenda focuses on understanding the historical origins of the socioeconomic differences between religious groups in the Middle East, the effects of state industrialization and public mass education on these differences, the historical role of the Islamic tax system in the formation of religious groups, and the institutions of labor coercion and land distribution in the pre-Colonial period. He approaches these questions using novel micro data sources constructed from both archival and secondary data sources.


How did the US abolition of slavery affect the cotton exports? - Historia

Map showing the raw cotton trade between the American South and Great Britain in the eighteenth and early nineteenth centuries, courtesy of Revealing Histories: Remembering Slavery. Even after the end of British involvement in the trans-Atlantic slave trade in 1807, and eventually the abolition of slavery throughout the British Empire starting in 1833, cotton manufacturers in Great Britain continued to rely on imports of raw cotton cultivated by enslaved labor in the U.S. South.

"Press for packing indian cotton," image from the Noticias ilustradas de Londres, 1864, courtesy of Columbia University. Before the Civil War began, the U.S. South supplied most of Britain's raw cotton, largely imported through Liverpool. The war greatly reduced the raw cotton trade from the South, increasing British merchant’s reliance on cotton imports from Egypt and India.

The U.S. Civil War offered both challenges and opportunities for British businesses. On the one hand, the conflict drastically diminished the British cotton trade. On the other, the war brought economic opportunity for the shipping and armaments trades to provide military supplies, particularly to the Confederacy. In an international port city, Liverpool merchants were well positioned to find avenues for navigating and even profiting from the market fluctuations brought on by the war.

For much of Great Britain, however, the Civil War meant disaster for the cotton trade. The manufacture of cotton cloth and thread was by far the country's largest industry in the mid-nineteenth century. It employed more than 600,000 people in England directly. Indirectly (through family units or other trades), nearly four million people, or one sixth of the English population, were dependent upon cotton for their livelihoods. When the Civil War began, the United States supplied about eighty percent of Britain’s raw cotton, and almost all of it arrived through the port of Liverpool. As a result of the Union’s blockade and the Confederacy's embargo, this figure fell to almost zero in August 1861, and American cotton did not exceed three percent of British imports while the war lasted. Although British merchants could obtain cotton from other regions, such as India and Egypt, Britain still received less than fifty percent of the raw material it needed during the war. As a result, mills closed, workers lost their jobs, and England's cotton manufacturing districts in the counties of Lancashire and Cheshire experienced widespread poverty.

Merseyside Maritime Museum, photograph by Tony Corsini, Liverpool, England, October 16, 2007. Liverpool's Albert Docks on the Mersey River were a major point of entry for cargo ships in the eighteenth and nineteenth centuries, including ships involved in the trans-Atlantic slave trade before it was abolished in Great Britain in 1807. By the 1860s, cotton from the U.S. South supplying British textile mills was one of the dominant imports. Today, the Merseyside Maritime Museum houses the International Slavery Museum, which addresses Great Britain's connections to slavery and its race and class legacies throughout the former British Empire.

In contrast to the manufacturing districts, Liverpool had few cotton mills, and produced few textiles. Instead, this Atlantic port's main industry was trade, particularly of cotton. At the beginning of the Civil War, the cotton scarcity left the city's commodity shippers and cotton brokers vulnerable, but they soon found alternative opportunities. Despite cotton shortages in England, merchants would sometimes re-export the materials that did arrive to other ports in Europe. Notably, they also re-exported materials from the South to the North, because the Union also struggled from being cut off from direct trade with the Confederacy. As a result, during the war, cotton grown in the Confederacy could be shipped out of a southern port to Britain to evade the Union blockade, sold in Liverpool, and then shipped back across the Atlantic to a northern port, evading the Confederate cruisers.

Liverpool's docks also benefitted as profitable wartime enterprises emerged, particularly the increased trade of commodities such as ships and armaments. The Union's merchant marine, nearly the world's largest in 1860, was devastated throughout the war in part by the Confederate warships supplied through Liverpool. In addition, as a result of the war, cotton speculation and brokerage, rather than trade in cotton itself, became immensely profitable for a number of merchants.


Ver el vídeo: Fin de la esclavitud en Estados Unidos: Discriminacion racial y Tragedia de los esclavos liberados